Català  · Castellano  · English
 
Naranjitas de la Xina (crucifixiones)

Esta exposición nos plantea la posible subversión de una iconografía tan integrada en nuestra cultura como es la del cristianismo. Una "vía magdaleniana" donde un 13è. apóstol femenino y crucificado nos muestra una visión distinta de la mujer, que no pertenece a ni a la virginidad-pasiva (madre-pura) ni a lo diabólico-activo (prostituta-impura). Esta vía iconológica no es en absoluto nueva, pero sí negada desde la iglesia por iconoclasta y desvaloritzada en ámbitos laicos por reformista.
Sin embargo, por eso mismo, Nora Ancarola crea un hilo conductor que vincula notas a pie de página de los tradicionales textos cristianos, con las innumerables incursiones paganas, fetichistas y pseudocientíficas que rodean el mundo religioso. El guiño feminista no es más que un emfatizar los hechos y una demostración de lo inevitable siempre que estemos en el terreno de la interpretación iconológica.
"En el año 1997, entre los escombros producidos por las obras de recuperación del local de la calle Dr. Dou núm.4, actual sede de La Xina-art, se encontraron algunas piezas difíciles de datar, y de procedencia desconocida. Después de más de tres años de laboriosos trabajos las limpiezas siguen sin poder clasificarse, pero su limpieza y restauración permiten presentarlas hoy al público. Pruebas de datación dan resultados muy variados, lo que demuestra que son obras de realizadas por innumerables manos pero que persiguen un fin, aún por dilucidar. El descubrimiento de la confluencia de los huertos de los conventos de Elisabets y del Carmen en el mismo lugar del hallazgo, y la desaparición poco clara y algo misteriosa del convento de Elisabets en el siglo XIX, permiten crear retazos de una posible historia…" Un texto de Elsa Plaza (historiadora y también artista) hilvana con sutileza algunos trozos de esta historia.


Expuesto en:

Encuentro de retablos y sábanas santas en los subterráneos de La Xina-Art.

Pinturas. Instalación. Marzo 2001. La Xina-art. Barcelona.

Ampliar texto por Elsa Plaza 1
Ampliar texto por Elsa Plaza 2
Ampliar texto por Barbara Verzini
Ampliar texto por Conxita Oliver